domingo, 16 de noviembre de 2008

PORQUE LO DICE LA LEY

Hacía tiempo que no me dedicaba a charlar un poco conmigo misma, pero ya son muchos sentimientos acumulados, las estupideces oídas (y por oir), y no debo dejar que se vayan acumulando en mi mente hasta que ésta estalle...
Por un lado, el tema de "la Orden de Incentivos" y el Programa de Calidad y Mejora de los Rendimientos Escolares (¡jajajajajaja, qué bueno el que se inventó el nombre, que se apunte un minipunto!), que culpabiliza, ¡ups!, perdón, quería decir, responsabiliza (eso es) al profesorado como artífices (casi) únicos del deficiente y mediocre nivel académico y educativo de Secundaria, Bachillerato y Universidad, tanto de Andalucía como de España entera (y parte del extranjero...): En este fragmento extraído del Diario de Sevilla digital pone que, según la Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (Apia), que se opone a esta medida, cifra que sólo un 3% de los 893 IES andaluces, sólo 29 centros, se han acogido a este incentivo que incluye una paga de 7.000 euros a abonar en cuatro años a los profesores que cumplan una serie de objetivos, fundamentalmente, aumentar el número de aprobados y reducir la tasa de absentismo y fracaso escolar. Esta medida no ha sido bien acogida, como podéis ver, por la mayor parte (a la cual yo me incluyo), por parecer un soborno en toda regla por parte de "los de arriba". Y me remito a los hechos: recientemente, en el centro donde trabajo, se han realizado unas pruebas de diagnóstico (a nivel de primaria, os lo puedo asegurar, y en la que por el mero hecho de no contestar nada ya te dan un punto...) a alumnas y alumnos de 3º de ESO y los resultados han sido muy "tristes", pues aunque se esperaban malos resultados, no hasta el punto de no llegar a la media... y ahora viene la pregunta del millón: ¿cómo se hace para aprobar a este alumnado, que pregunta si poner su nombre en un examen se puntúa, y resulta que ni eso saben hacer bien? SEÑORES, ESTO ES MUY SERIO: y ya no me remito ni siquiera al nivel académico, de por sí muy triste, pues hay alumnos que van a promocionar este año (de 4º de ESO) y ¡¡¡no saben hacer la "O" con un canuto!!! Y los "pelotas" de turno (algunos sindicatos en cuestión por más señas) dicen que no es para tanto, que hay muchos del gremio de acuerdo con esta orden (que se dejan sobornar)... supongo que se referirá a aquellos a los que se les cohíbe para que se acojan a esta orden de incentivos o si no "te hacemos moving en la sala de profesores"... (cuidao que se me va la pinza...)
Siguiendo con la noticia, el principal motivo del rechazo, sostienen los profesores agrupados en Apia, es que la Junta intenta "mejorar la imagen" de la educación andaluza "sobornando al profesorado para duplicar el número de promocionados y titulados". Estos denuncian lo que entienden un "enfoque mercenario de la educación" con el que la Consejería "da a entender que son los profesores los responsables del fracaso educativo". Todo esto se veía venir con aquello del "informe PISA"...
Y aplicándolo a mi caso en particular, ya el año pasado, en un primero tan sólo aprobó una alumna de 26 que tenía la clase, y encima tenía adaptación curricular (o el libro de "tontos", como dice uno de mis alumnos). Fijáos la de notas que hubiese tenido que falsificar para cumplir las expectativas de este plan de "calidad". Y es que una cosa tengo muy clara: yo no soy ni telefonista, ni administrativa, ni psicopedagoga, ni maestra especializada en educación especial, que es a lo que últimamente me dedico desde que entré a trabajar en la enseñanza pública, sencillamente soy una PROFESORA de Ciencias Naturales, que por desgracia (con lo que adoro mi profesión) es lo que menos estoy haciendo, en un continuo día a día con un "niño callaté, te voy a poner un parte, niña no grites que no estamos en medio del campo, niña habla bien, niño no comas en clase, niña no pegues a tu compañero", o cosas como"su hijo no quiere estudiar", "su hija está todo el día pensando en los novios", "están enganchados al internet" o "esto no es una guardería señora, aquí se viene a estudiar", y un largo etcétera de frases que hay que emplear para conseguir una EDUCACIÓN DE CALIDAD en detrimento de unos contenidos cada día más escasos (casi inexistentes), en el que si mandas más de 5 actividades que se contestan con dos palabras, ya eres una "malage" por mandar tanta tarea.
Ya estoy harta de esta ley recién instaurada (y de sus predecesoras: LOGSE, LOCE), que favorece a los inútiles, a los buenos para nada, a los aprendices de "malhechores" que ya van apuntando maneras en un mundo (el instituto) en el que no encajan ni con calzador, en detrimento de las personas que verdaderamente merecen la pena y de las que se puede sacar fruto en el futuro, y que por desgracia es TAN PENOSO el nivel que están recibiendo, que al llegar al Bachillerato, y posteriormente a la Universidad, van picando como peces a un anzuelo donde la buena preparación y cualificación van brillando por su ausencia (menos mal que en verano doy clases particulares a estos universitarios dejados de la mano de "Dios" y juntos viajamos en el tiempo, recordando aquellos ejercicios de "sacar factor común", Ruffini o cómo despejar una ecuación de segundo grado, tan inútiles en el instituto pero tan útiles para diseñar un plano ¿verdad ingenieros?).
Por otra parte está el continuo maltrato por parte del alumnado (principalmente en Secundaria) al que se vé sometido DIARIAMENTE gran parte del profesorado: cuando yo trabajaba feliz (y muchísimo) en academias y clases particulares a domicilio, y veía que cada dos por tres, los profesores se daban de baja "por depresión", lo flipaba en colores, y la verdad, "toco madera", jamás me dejaré amedrentar por ningún alumno ni alumna, pues aunque me cueste el puesto de trabajo, no pienso ser tan estúpida como para poner la otra mejilla, y me pienso defender, eso lo tengo muy claro, pero bueno, a lo que iba, que siempre me pierdo, pero ahora que lo veo desde dentro, voy entendiendo el por qué, y como siempre, a los hechos me remito: el curso pasado ví como compañeras mias salían llorando con los nervios rotos de las aulas, mientras iban recibiendo insultos y malos tratos verbales por parte de alumnos y alumnas ¡atención que viene lo más fuerte: de 12 y 13 años!!!! ¿Cómo te lo comes? Teníamos un primero (el 1ºC) muy malo, en el que muchos "chavales" sabían hasta cómo esconder un alijo de droga o tabaco de contrabando en el motor de una lancha (esto es para que os vayáis haciendo una idea del tema...). Y claro, los educadores sociales, el equipo directivo, siempre achacan el "mal comportamiento" a los tópicos como: "es que viene de una familia inestable", "es que sus padres son drogadictos", "es que viene de tal o cual barrio conflictivo". A VER SEÑORES, YA ESTOY HARTA DE TANTA EXCUSA: que yo no me he criado entre rosas, y aquí estoy.... o si no a ver quién me explica porqué cada vez hay más problemas de esta índole en colegios privados, donde van alumnos de familias VIP y acomodadas ¿¿¿eh???¿¿¿eso también es porque son alumnos de barrios marginales??? ¡¡¡Enga ya omeee!!!!Aquí lo que falla es lo que falla: padres y madres "reventados a trabajar" para que a sus hijos no les falté esa videoconsola o ese móvil de última generación para vacilar delante de sus amiguitos, olvidándose que sus hijos no son un objeto decorativo o una plantita que hay que regar de vez en cuando, SEÑORES, ¡¡QUE SON PERSONAS!!. Pero claro, es mejor echar la culpa al entorno del alumno, o a los "maestros" que somos mu malos.... Y por supuesto, una LEY DE EDUCACIÓN que hace aguas por todas partes, permitiendo que en primaria se "pase la mano" hasta tal punto que cuando llegan al instituto, nos encontramos con críos empezando a vivir y que el día de mañana no van a tener NADA al ritmo que van, por falta de ganas, de motivación, de implicación familiar (PRINCIPALMENTE, y si no lo digo reviento), porque si ellos no van de "guays" (o sea, de metepatas pa arriba) sus compañeros les hacen la vida imposible (y eso ya lo estoy viendo en algunas de mis aulas), porque el ser empollón es una vergüenza en todas partes, en fin, son tantas cosas que me acabaría saliendo humo del teclado...
En resumen, para que os hagáis una cuenta de cómo está el patio: muchas leyes de Educación que no sirven para nada, y una ausencia de Ley que nos proteja y nos guarde las espaldas (el peligro que se corre en las aulas no aparece en ninguna cláusula del contrato, que yo sepa, menos mal que al menos, mis alumnos y alumnas dicen que "soy mu buena maestra" y mi cochecito lo tengo a todo riesgo...).

1 comentario:

La oscuridad que hay en mi dijo...

Lo que mas miedo me da cada vez que leo uno de tus artículos es que si lo saco de contexto, y de la educacion lo paso a la sociedad, es decir del instituto al día a día adulto, salvando las distancias, me encuentro con tantas similitudes que se me pone la piel de gallina. Si cogemos el mundo de hoy día y empezamos a buscar raices a los problemas, en un punto muy cercano al inicio nos encontramos con tus artículos cuando tratas estos temas. Lo peor de todo es que nunca mejoraran las cosas por la sencilla razón de que a la mayoría le importa bien poco, a la gran minoría solo le interesa para hablar de ello y a un pequeñisimo sector para involucrarse en cambiar un poco las cosas.
Afortunadamente para el 2012 se acaba todo... y si no, bueno tan solo se puede hacer uan cosa; seguir sobreviviendo.
Te acompaño en el sentimiento.